La solidaridad de la familia Vadillo-Ramos de Málaga

    La familia Vadillo-Ramos En la foto: Jorge, Carolina y Lea Vadillo junto a la impresora 3D.

    Una oportunidad para ayudar

    La situación causada por el COVID-19 ha expuesto a muchas personas al peligro y ha dejado a muchas otras con el deseo de ayudar, pero sin saber cómo. Es el caso de la familia Vadillo Ramos que, conmovidos por ver al gran número de sanitarios desprotegidos, buscaban una manera de actuar desde su hogar.

     

    Gracias a la hermana Jacqueline Marcos, David se enteró de que una empresa de marketing 3D buscaba personas que contaran con impresoras 3D para fabricar viseras destinadas al personal médico. Sin dudar, David se puso en contacto con dicha empresa y, en cuanto recibió de ellos el archivo de impresión, él y su familia se pusieron manos a la obra.

     

    David nos cuenta: “mientras se imprimían, si yo estaba trabajando, mi hijo se encargaba de recoger las viseras hechas y poner la máquina en funcionamiento otra vez. Así sin parar durante días.” Cuando las tenían listas, las llevaban a su cuñado Jorge, que trabaja en el cuartel de bomberos, donde les ponían las cintas de sujeción. Las viseras protectoras fueron repartidas en diferentes hospitales de Málaga.

    Seamos una luz

    Más miembros de la Iglesia en varias regiones de España también han aportado de sus recursos y talentos para ayudar durante estos tiempos. Entre Huelva, Cartagena, Sevilla y Granada han donado más de ocho mil mascarillas. En Azuqueca de Henares la Iglesia ha donado guantes y otros materiales para la Guardia Civil. Cada aportación es valiosa sin importar que tan pequeña pueda parecer. Entre todos, podemos hacer grandes ayudas. ¿Qué te sientes inspirado a hacer para ayudar durante estos tiempos?

    Viseras protectoras Viseras protectoras