Actualización: Suspensión provisional de las reuniones de miembros de la Iglesia en todo el mundo

    Los líderes locales deliberarán en consejo para determinar cómo conseguir que los miembros puedan participar de la Santa Cena al menos una vez al mes

    edificio de la iglesia

    La Primera Presidencia y el Cuórum de los Doce Apóstoles de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días envió la carta siguiente a los miembros de la Iglesia de todo el mundo con fecha del 12 de marzo de 2020:

    Tal como se prometió en nuestra carta del 11 de marzo de 2020, seguimos observando las condiciones cambiantes relacionadas con el COVID-19 en todo el mundo. Hemos tenido en cuenta la opinión de los líderes locales de la Iglesia, los funcionarios gubernamentales y los profesionales sanitarios, y hemos buscado la guía del Señor en estas cuestiones. Ahora proporcionamos las siguientes indicaciones actualizadas.

    Con efecto inmediato, se suspenden provisionalmente todas las reuniones públicas de miembros de la Iglesia hasta nuevo aviso. Esto incluye:

    • Conferencias de estaca, conferencias de líderes y otras reuniones con grandes grupos de personas.
    • Todos los servicios de adoración públicos, incluidas las reuniones sacramentales.
    • Las actividades de rama, barrio y estaca.

    Allí donde sea posible, las reuniones de líderes necesarias se deben realizar por medios tecnológicos. Las preguntas concretas al respecto se pueden dirigir a los líderes locales del sacerdocio. Se facilitarán más indicaciones relacionadas con otras cuestiones.

    Los obispos deben deliberar en consejo con su presidente de estaca para determinar cómo conseguir que los miembros puedan participar de la Santa Cena al menos una vez al mes.

    Instamos a los miembros a cuidarse los unos a los otros en su labor de ministración. Debemos seguir el ejemplo del Salvador para bendecir y edificar a los demás.

    Testificamos del amor del Señor en estos momentos de incertidumbre. Él los bendecirá para que puedan hallar gozo al hacer todo lo posible por vivir el evangelio de Jesucristo en cualquier circunstancia.

    Atentamente,

    La Primera Presidencia y el Cuórum de los Doce Apóstoles