Donación de mascarillas de la Rama de Córdoba

    Personal de sanidad utilizando los materiales donados

    En los primeros días de la emergencia, a pesar de estar confinadas en sus hogares, las hermanas de la Sociedad de Socorro de la rama de Córdoba, lideradas por su presidenta la hermana Carmen del Pino, y un grupo de mujeres amigas, 12 en total, se unieron para dar respuesta a la urgente demanda de material de protección para los sanitarios y pacientes de los hospitales de la ciudad. Con su esfuerzo desinteresado (dedicaron unas 50 horas para hacer 250 mascarillas y 60 gorros), consiguieron dar una respuesta rápida a esa necesidad, que sirvió para atender a varios centros de salud de la ciudad.

    Es menester señalar que ese movimiento de ayuda no pasó desapercibido para sus vecinos; una de las vecinas, al enterarse del proyecto, se ofreció a donar dos sábanas de algodón que tenía guardadas, sin estrenar, de su madre ya fallecida, diciendo: “. . . en qué mejor emplearlas que en ayudar.”

    Otra vecina donó una caja de gomillas para sujetar las mascarillas. La acción no se detiene, ya que el pasado miércoles día 1 de abril de 2020, se hicieron entrega de más mascarillas y gorros a las enfermeras del Hospital Reina Sofía de Córdoba. Y ahora se han unido a un grupo de mujeres que están fabricando batas de protección para los sanitarios. Así seguirán dicen ellas, mientras sea necesario.

    Esta generosa iniciativa fue muy bien recibida generando un impacto positivo en la comunidad. Más miembros de la Iglesia en otras regiones de España también han aportado de sus recursos y talentos para ayudar durante estos tiempos. Entre Huelva, Cartagena, Sevilla y Granada también se han donado más de 8,000 mascarillas. En Azuqueca de Henares se han donado guantes y otros materiales para la Guardia Civil.

    Al igual que una chispa de buena voluntad pudo iluminar una comunidad, ¿cómo puedes tú iluminar en tu comunidad?